Ella llamó a una ambulancia por una “grave emergencia”. Luego descubren su despreciable intención

Mary-Jane Gilheaney es una madre soltera de 26 años que, al parecer, no se divirtió lo suficiente antes de que su hijo naciera. Una noche salió de fiesta y bebió más de la cuenta, de eso no cabe duda. Estuvo con amigas, amigos, alguno que otro chico, y la verdad es que lo pasó increíble. Bailó, bromeó con todas las personas y la noche fue una locura. Está bien, todos podemos hacerlo de vez en cuando. Lo que sin embargo, causa extrañeza, es dónde había quedado su pequeño hijo mientras se divertía. Tal vez lo dejó con los abuelos o bajo el cuidado de una amiga. El asunto es que la noche continuó y, a medida que pasaban las horas, Mary Jane iba emborrachándose cada vez más. No hace falta que explique lo que es estar bien borracho. Balbuceos, dificultad para mantener el equilibrio, perdida de la memoria, y luego de todo eso, otra cerveza, por favor. 

mary jane
Mary-Jane Gilheaney

Las luces brillaban con intensidad, la música sonaba fuerte, la gente pasaba a su lado y ella simplemente actuaba, sin realmente importarle lo que ocurriera. La noche siguió pasando y, como en muchas salidas nocturnas con amigos, el grupo se dispersó y Mary Jane perdió de vista a sus compañeras. Entonces, quedó sola. Dieron las 4 am, luego las 5, las 6 y de pronto, cuando ya el sol se asomaba y la noche comenzaba convertirse en mañana, esta joven madre se vio a sí misma sola, en medio de la calle, lejos de casa, y considerablemente borracha. Había bebido mucha cerveza

Entre la ansiedad por regresar a su hogar y el alcohol corriéndole por la sangre, no se le ocurrió nada mejor que llamar a una ambulancia. ¿Una ambulancia? Sí, tal cual. La chica aprovechó un ligero corte que se había hecho en el dedo índice para hacer un llamado urgente a una ambulancia. ¿Qué quería ella realmente? Alguien que la llevara a casa. Entonces, tomó su celular y, quién sabe cómo lo hizo, logró comunicarse con el servicio de urgencia de un hospital. “La ambulancia llegará lo antes posible”, le dijeron y Mary Jane se sentó en la cuneta de la calle a esperar. Parecía que había conseguido su objetivo. La noche había estado genial y una ambulancia la dejaría justo en la entrada de su casa. Pero sería ella misma quién arruinaría su plan.

ebria
Mary-Jane Gilheaney

Cuando llegaron los paramédicos, la chica abrió la puerta del vehículo y dio un salto para acomodarse en el asiento delantero, pero cuando vio que el lugar estaba ocupado por un profesional de la salud, ella enloqueció. Nadie sabe por qué, pero eso no le pareció bien, no le gustó que alguien estuviera usando “su espacio” y entonces se imaginó que estaba al interior de la discoteca y comenzó nuevamente a mal portarse.

Botó un tarro de cerveza Stella al suelo, lo aplastó con el pie, e insultó a todas las personas que estaban alrededor. 

-“Salgan de mi puta cara” (cita DailyMail), decía, al mismo tiempo que se acercaba por la calle hacía la parte delantera de la ambulancia para sacar los plumeros limpiaparabrisas y lanzarlos lo más lejos que pudiera. Era una locura.

Finalmente, y tras la intensidad de la agresividad y los disturbios, llegó al policía. 

Los oficiales señalaron que la mujer estaba en absoluto estado de ebriedad y que balbuceaba y hablaba incoherencias. El asunto, lamentablemente para Mary Jane, pasó a mayores. Ella en vez de ser llevada a su casa, como tanto quería, fue trasladada al juzgado de policía donde fue procesada por desorden público. Entre los cargos que le fueron impuestos, se mencionó que las ambulancias no están para solucionar problemas como ese. Si alguien más hubiera necesito verdaderamente un servicio de urgencia, ¿Qué hubiera pasado, considerando que había una ambulancia menos disponible? 

Está bien, todos podemos salir a divertirnos e incluso beber un par de copas demás, pero llegar a esto, es simplemente inaceptable.

¿Tú qué opinas?

Encontrado y Republicado por OKeit.net , Publicado originalmente en http://www.upsocl.com/comunidad/ella-llamo-a-una-ambulancia-por-una-grave-emergencia-luego-descubren-su-despreciable-intencion/ Todos los derechos son del autor.

NO DEJES DE VER