Connect with us

Hi, what are you looking for?

Coffee

10 minutos con Janice Nadworny: segunda parte

Continuamos nuestra entrevista con el codirector de Food 4 Farmers, una organización sin fines de lucro que lucha contra la inseguridad alimentaria en las zonas productoras de café.

Por Chris Ryan
REVISTA BARISTA ONLINE

Fotos cortesía de Janice Nadworny

En la primera parte de nuestra entrevista con la codirectora de Food 4 Farmers, Janice Nadworny, aprendimos sobre su viaje por el mundo de Wall Street antes de ingresar al mundo sin fines de lucro. En la segunda y última parte de la entrevista de hoy, hablamos con Janice sobre el crecimiento de Food 4 Farmers en la última década, lo que han aprendido al operar la organización sin fines de lucro y mucho más. Para obtener más información sobre Food 4 Farmers, consulte la edición de junio + julio de 2020 de Revista Barista, que presenta una entrevista con Marcela Pino, la codirectora compañera de Janice en Food 4 Farmers.

Janice (a la derecha) con Marcela Pino y Fátima Ismael, gerente general de la cooperativa de café de Nicaragua SOPPEXCCA.

Chris Ryan: Una vez que ingresaste al mundo del café, ¿cuál fue tu camino para co-fundar Food 4 Farmers?

Janice Nadworny: Me uní a Grounds for Health en 2008, justo antes de la crisis financiera, y fui testigo del poder de permanencia del café. La industria del café era tan resistente en comparación con otras porque la gente necesita su cafeína, pase lo que pase. No tenía idea de cuán grande era este universo, pero estaba en esa intersección de la justicia social y económica y los mercados financieros. Vi un tremendo potencial para que el café afectara un cambio significativo y positivo para algunas de las economías más pobres del mundo, donde millones de familias de agricultores se habían quedado sin décadas de acumulación de riqueza global.

¿Qué pasaría si esos 100 millones de productores de café pudieran ganar un poco más y prosperar junto con las empresas cafeteras? Vi el café como una industria con potencial para cambiar el mundo.

Aunque Grounds for Health era un buen lugar para aprender, en el fondo soy un consultor, nunca me ha gustado la estructura jerárquica en la mayoría de las organizaciones. Me gusta resolver problemas grandes y desordenados. Entonces, me fui en 2010, y Rick Peyser y Marcela se acercaron a mí y me ofrecieron la propuesta más desordenada de la historia: crear una nueva ONG desde cero, sin grandes bolsillos ni inversores ángeles, para trabajar en la seguridad alimentaria en las comunidades cafeteras. de una manera que reflejaba lo que querían los agricultores.

¿Puede darnos una pequeña instantánea de los últimos 10 años con Food 4 Farmers y las filosofías que la organización ha desarrollado y seguido?

Comenzamos nuestro trabajo en 2011, justo como el cortometraje Después de la cosecha se mostró en la SCAA Expo. Fue financiado por Green Mountain Coffee Roasters y exploró la prevalencia de la escasez de alimentos entre las familias cafeteras. En última instancia, dejó a muchas personas sintiéndose abrumadas e impotentes.

Aquí estaba el café de especialidad, pensando que el café podría resolver el problema. Y lo que es más, creyendo que invertir en café le daría a los agricultores un precio más alto y ofrecería un sustento decente. Todas esas suposiciones se fueron por la ventana. Si el café no puede ser la única respuesta al problema de la pobreza, ¿qué más podría hacer la industria?

Debido a que las personas que la cultivan no poseen suficiente tierra para que funcione económicamente, nuestra organización entró de otra manera: diversificación intencional, estratégica y a largo plazo de las granjas para complementar el café. Pensamos que esto les daría a las familias de agricultores suficientes alimentos e ingresos para permanecer juntas, en sus granjas, cultivando café. Es contrario a la intuición pensar que los agricultores no tienen suficiente comida: son ellos los que pueden cultivarla. Pero si están cultivando café, no pueden hacer que la agricultura funcione.

Analizamos el trabajo previo realizado por otras organizaciones. La mayoría conecta una solución, capacita a la comunidad, ya sea familias u organizaciones, y luego sale, declarando la victoria. Después de que se van, gran parte del progreso se pierde. Hablamos con las cooperativas sobre esto, y escuchamos que la experiencia a menudo está integrada en la ONG en lugar de en la comunidad, y el enfoque a menudo está en la implementación, en lugar de desarrollar la experiencia local para gestionar el sostenimiento y hacer crecer el trabajo de forma independiente. Decidimos centrarnos en esta brecha.

Desarrollamos un diagnóstico comunitario para determinar las causas fundamentales de los medios de vida inadecuados e identificar los activos o recursos que ya están en la comunidad que podrían formalizarse y ampliarse para abordar desafíos específicos. Las cooperativas y las familias liderarían el trabajo, [and] Co-desarrollaríamos herramientas, planes de estudio y recursos de planificación empresarial.

En el corazón de nuestro trabajo está la educación de adultos. Una vez que una comunidad agrícola elige sus estrategias (jardines, apicultura, cacao, producción de granos básicos), encontramos organizaciones de capacitación locales calificadas para conectar el conocimiento técnico que necesitan. Nuestros roles son facilitadores, guías y auditores. Me gusta referirnos a nosotros como consultores mal pagados. Trabajamos para las cooperativas.

Janice (segunda desde la derecha) y la codirectora de Food 4 Farmers Marcela Pino (extrema derecha) con Lucas Abelardo (centro), especialista en apicultura de la cooperativa mexicana Cesmach, y otros miembros de la cooperativa, en el vivero de café de Cesmach. Food 4 Farmers dirige un programa de apicultura en Cesmach para ayudar a los caficultores a diversificar sus ingresos.

¿Dónde trabaja Food 4 Farmers y cómo se han visto afectadas esas organizaciones?

Nuestros primeros socios fueron dos organizaciones que conocíamos de nuestro trabajo anterior: SOPPEXCCA en Nicaragua y Cesmach en México. Luego, Root Capital nos contrató en 2014 para trabajar con Maya Ixil en Guatemala, y obtuvimos una subvención de la Fundación Progreso en 2015 para agregar Nuevo Futuro en Colombia y continuar con Cesmach en una empresa de apicultura.

Con cada socio, analizamos el contexto de la comunidad para ver qué piezas eran universales en todos los programas y cuáles eran únicas. SOPPEXCCA y Nuevo Futuro querían agregar huertos escolares para llegar a más familias y apuntar a los estudiantes como líderes. A medida que los niños aprenden a cultivar y comer alimentos saludables, llevan esa defensa a sus familias y afectan el cambio desde adentro. Entonces, desarrollamos programas piloto con ellos. SOPPEXCCA ahora tiene programas de huerto escolar en cinco escuelas, que atienden a 500 estudiantes y sus familias.

Ahora trabajamos con seis cooperativas en cuatro países con la capacidad de llegar a 40,000 personas, las familias de los miembros de la cooperativa, y tienen el potencial de impactar sus comunidades de varios cientos de miles de personas. Las cooperativas y los agricultores están construyendo un camino hacia la independencia, mejores sistemas alimentarios, y están encontrando formas de cuidarse a sí mismos y a los demás cuando crisis como esta huelga pandémica.

Janice muestra un hallazgo de uno de sus viajes de caza de hongos.

Finalmente, ¿puede contarnos un poco sobre su interés en la caza de hongos y sus otros intereses fuera del café?

Soy obsesivo con los hongos (como probablemente todos los que me conocen lo saben). He estado buscando alimentos durante varios años, desde que mi esposo y yo nos mudamos a un lugar en 12 acres en una zona rural de Vermont. Nuestra cámara de trail atrapa linces, coyotes, puercoespines, ardillas voladoras del norte, castores, comadrejas, pescadores, pavos y muchas otras criaturas en nuestro cuello del bosque.

También estoy tratando de eliminar cada brizna de césped y plantar jardines amigables para los polinizadores, reintroducir plantas nativas y he agregado muchos jardines vegetarianos para compartir con personas que no tienen acceso a alimentos frescos y saludables. También estoy aprendiendo a guardar semillas y preservar la diversidad de cultivos, también a compartir con otros. Comienzo las plántulas para pasar el largo invierno de Vermont y regalar cientos de vegetales, fresas y hierbas. Me encanta ver las cosas maravillosas y hermosas que la gente está creciendo, comiendo y compartiendo con su comunidad. Creo que necesitamos encontrar una mejor manera de hacer negocios para incluir a todos, para que todos puedan prosperar.

La publicación 10 Minutes With Janice Nadworny: Part Two apareció primero en Barista Magazine Online.

Source link

Comentarios

0 Comentarios

Click to comment

Deja un comentario

Deberías ver..

WOW

Internet, Mon Amour El pisoteo de Venecia muestra por qué el turismo debe cambiar ¿Es COVID-19 el punto de inflexión para la telemedicina? Wall...

WOW

Preguntas para el gobierno sobre el libro de Bolton La segunda ola seguida por Pekín es una lección para todos nosotros recopilados: Estrategias de...

Coffee

Gana cosas interesantes apoyando a tu comunidad. DE INFORMES DEL PERSONALREVISTA BARISTA ONLINE Necesitamos buenas noticias en este momento, algo que esperar. Y la...

WOW

¿Por qué las reaperturas se ven tan diferentes en todo el mundo? Mataderos alemanes: el alto precio de la carne barata ¿Cómo surgen y...

Publicidad

Podcast

Podcast

Una app Plex, que horae.ha encantado más de lo que pensé inicialmente — This episode is sponsored by · Anchor: The easiest way to...