Connect with us

Coffee

Tragos Incomprendidos: Conoce el Café Cubano

Published

on

Aprendemos más sobre la bebida, un alimento básico en Miami, y sus variaciones populares.

POR EDDIE P. GÓMEZ
ESPECIAL REVISTA BARISTA

Foto de portada de Juno Jo a través de Unsplash

Cualquiera que haya comenzado el día con un capuchino ha experimentado de primera mano la influencia de la cultura italiana en la formación del gusto por el café de los estadounidenses. Del mismo modo, las cafeterías que sirven café vietnamita han florecido en ciudades como Filadelfia, Kansas City, Mo., y Portland, Oregón. Las cafeterías de temática mexicana han aparecido más allá de la costa oeste, mientras que las cafeterías yemeníes sirven su café especiado sobre una mesa abierta al lado. llama para mantenerlo caliente durante la conversación. Sin embargo, el café cubano, tal como se ha desarrollado en Miami, sigue siendo en su mayor parte una bebida regional que los forasteros malinterpretan un poco.

Advertisement

En una ciudad conocida por su vida nocturna, las escenas de playa a lo largo de Ocean Avenue y la multitud internacional que atrae, Miami se destaca entre las ciudades estadounidenses por su ambiente y energía únicos. La ciudad también brilla por su conexión con la cultura cubana: más de medio millón de cubanos llegaron a Miami en las décadas posteriores a la Revolución Cubana, muchos de ellos profesionales y empresarios en busca de nuevas oportunidades. Como resultado, gran parte del alma de Miami marcha al compás de la experiencia cubanoamericana, algo que se ve reforzado por el tesoro de alimentos y bebidas de esa cultura.

Un plano de Miami a lo lejos. Foto de Denys Kostyuchenko vía Unsplash.

Historia del Café en Cuba

José Antonio Gelabert trajo plantas de café a la isla por primera vez en 1748. La industria floreció cuando los inmigrantes franceses que huían de la revolución haitiana trajeron consigo el conocimiento para establecer una próspera red de fincas cafetaleras que se desarrolló en la parte este de la isla. Las economías coloniales dependían del comercio para mantenerse, por lo que el café encontró un lugar junto al azúcar y otros productos básicos importantes. A principios del siglo XIX, el café superó al azúcar como principal producto de exportación en Cuba, manteniendo una presencia agrícola vital hasta que la Revolución Cubana nacionalizó las fincas cafetaleras del país. El declive en la producción de café de la isla después de la revolución se vio agravado por la Unión Soviética canalizando gran parte de la producción del país a los mercados de exportación que controlaban.

Sabor único

El Café Cubano es fuerte y especialmente dulce. Los asados ​​oscuros al estilo italiano se elaboran en la estufa en una olla Moka utilizando marcas populares como Pilon, Bustelo y La Llave. La suma de demerará o cualquier otro azúcar al inicio del proceso de elaboración es clave para hacer un Café Cubano. Después de que las primeras gotas de café comiencen a hervir a través de la cafetera Moka o a salir vapor de una máquina de espresso, se baten vigorosamente en un par de cucharadas de azúcar, una técnica que pertenece distintivamente al Café Cubano, hasta obtener una espuma cremosa conocida como espuma o espumita resultados. Los cubanos en Miami creen que la espumita parecida a la crema es una de las razones por las que su café es tan delicioso. La alta temperatura del espresso hidroliza la sacarosa, produciendo un sabor único que difiere significativamente de cuando se revuelve el azúcar después de que se ha preparado el café.

Advertisement

Las Ventanitas

En Little Havana y otras partes de Miami, la vida social late alrededor ventanitas (Español para «pequeñas ventanas»). Café Cubano, pasteles y otros alimentos ligeros se venden a través de estas ventanillas en restaurantes y otros negocios. Las ventanitas de barrio ponen en marcha los rituales de la vida cotidiana en las áreas que rodean los cafés o donde sea que se tome el café, ya sea que el destino sea la oficina o el salón de belleza del barrio.

hambre “Cómo los lugareños beben café cubano en Miami” detalla la prevalencia de las ventanitas en Miami. Dice el conductor: “A las 9 de la mañana llega el Café Cubano. 12:00 Llega el Café Cubano. 3 pm Llega el Café Cubano. Miami funciona con Café Cubano”. Las Ventanitas están por todas partes en Miami, y algunas funcionan las 24 horas. Los asistentes son amigables y están ansiosos por ayudar a los amantes del café a encontrar su dosis de Café Cubano, ya sean lugareños que han estado en el vecindario durante generaciones o turistas que exploran Café Cubano por primera vez.

Ventanitas Conocidas

Felipe Valls Sr., un famoso restaurador/patriarca de la comunidad cubana de Miami, diseñó e instaló las primeras ventanitas en sus restaurantes después de emigrar de Cuba a Miami en la década de 1960. Dos de sus restaurantes insignia, Café Versailles y La Carreta, son hoy destinos emblemáticos donde los cubanoamericanos se reúnen para disfrutar de la buena comida y la bebida, escenarios animados protagonizados por la presencia del Café Cubano.

Advertisement
Café Cubano en casa comienza con una cafetera Moka y marcas populares de espresso compradas en la tienda.
Foto de Thanos Amoutzias vía Unsplash.

Quería saber más sobre el papel que juega Café Cubano en la vida de los miamenses, así que contacté a Nayelis Delisle, propietaria de Suite Habana Café en el elegante Wynwood Arts District de Miami. “Café Cubano es una de las raíces alrededor de las cuales surgió la comunidad cubana de Miami y continúa floreciendo hasta el día de hoy”, dice Nayelis. El Café Cubano en Miami surgió de la necesidad de los miembros de la comunidad de tener un lugar para hablar sobre la vida o lo que estaba pasando en Cuba, conversaciones que alguna vez tuvieron lugar alrededor de los carritos de café en las calles de La Habana.

Estos son los cuatro tipos de Café Cubano, todas variaciones de la receta original que utiliza tueste oscuro al estilo italiano y espumita para producir un estilo de café que es únicamente cubanoamericano.

La Colada

La madre de todo Café Cubano en Miami es sin duda la colada. Una colada ordenada a través de una ventanita generalmente se prepara con una máquina de café espresso. La batida de las primeras gotas de espresso en azúcar ocurre justo en la fuente, generalmente con la ayuda de una pequeña jarra. Apreciada por su espumita, una colada es extra fuerte, dulce y está pensada para compartir. Una colada se sirve típicamente en un vaso de espuma de poliestireno de 12 onzas y se acompaña de media docena de tazas diminutas que hacen que la tarea de compartir la popular bebida sea obligatoria. La parte intrigante de una colada, más allá de su precio súper bajo y el hecho de que el contenido de un solo vaso de espuma de poliestireno es suficiente para dar a seis personas un impulso de cafeína, radica en lo que hace para permitir la camaradería. Compartir una colada es una invitación a alejarse de los rigores de la vida y entablar una conversación. La colada da vida a la comunidad y es considerada como la quintaesencia cubanoamericana.

Advertisement
Un cafecito en una taza de espresso de vidrio transparente y un platillo se asienta sobre una superficie de madera.
Un cafecito espeso con espuma de azúcar es una excelente manera de acompañar una buena comida.
Foto de nitin pariyar en Unsplash.

el cafecito

El cafecito es el mini-yo de la colada, con el mismo espresso audaz, dulzura azucarada y espumita. Un cafecito, sin embargo, se sirve individualmente en un demitasse, al igual que un trago de espresso normal se ofrece en otro lugar. Se dice que ningún buen almuerzo o cena está completo sin un cafecito. El cafecito ofrece una experiencia más solitaria que compartir una colada con amigos y familiares, pero el mismo subidón de energía deliciosa hace que el cafecito sea una alternativa adecuada. Curiosamente, a algunos lugareños les gusta relajarse en la intersección de dos de los productos más emblemáticos de Cuba: el café y los puros. Sumergen la punta de sus cigarros en su cafecito para darles sabor a sus cigarros con la dulzura del Café Cubano.

El Cortadito

El cortadito, que significa «pequeño cortado» en español, es muy conocido fuera del Café Cubano. El cortado se originó en la región vasca de España y ha ganado popularidad en todo el mundo durante las últimas décadas. El cortado también es conocido por varios nombres, como Gibraltar, Noisette y Piccolo. La característica definitoria detrás del cortado es la misma en Miami que en otros lugares: un equilibrio igual de leche y espresso, lo que genera una base de sabor que promete lo mejor de ambos mundos. Sin embargo, la dulzura y la técnica utilizada para batir las primeras gotas de espresso en una espuma azucarada hacen que el cafecito sea diferente a los cortados que recientemente se han vuelto muy populares en el resto del mundo.

Un barista vierte leche al vapor de una jarra de metal en un vaso pequeño lleno hasta la mitad con espresso para hacer un café con leche.
El café con leche es tan simple de hacer como delicioso. Foto de Zoe a través de Unsplash.

café con leche

Café con leche simplemente significa «café con leche». Esta popular bebida es el equivalente a un café con leche. Es uno de los favoritos de los niños entre las familias cubanoamericanas y aquellos que no necesariamente prefieren el audaz sabor del espresso solo. Algunas personas prefieren tomar su café con leche en una taza como un café con leche tradicional, mientras que otras prefieren mantener las cosas separadas. Para algunos, el café con leche cae mejor si el Café Cubano se sirve en un vaso y la leche al vapor en otro. Sea cual sea la versión elegida, el café con leche es una gran oportunidad para probar la repostería cubana o pastelitos como preguntasque se rellenan con queso crema endulzado.

SOBRE EL AUTOR

Eddie P. Gómez(él/ella) es un escritor independiente radicado en Modesto, California. Cuando no está dando clases de jardín de infantes como sustituto, deambula de ciudad en ciudad, perfeccionando el arte de la aventura de la comida y el café.

La publicación Bebidas mal entendidas: Conozca el Café Cubano apareció por primera vez en Barista Magazine Online.

Advertisement


Advertisement

Comentarios

0 Comentarios

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Comentanos

Coffee

El explosivo truco para hacer cafe con leche

Published

on

El explosivo truco para hacer cafe con leche

Chicos, no hagan esto en sus casas! La última moda viral puede ser peligrosa: en pleno furor del flat white, muchos usuarios de Tik Tok están usando la cafetera italiana con leche. Varios tik tokers muestran “una manera distinta de hacer café”: se trata de cambiar el agua por leche en una cafetera italiana y hasta le agregan trozos de chocolate en el hueco superior por el que sale el café que los derrites. Pero ojo: la cafetera puede explotar. Patentada por Alfonso Bialetti en 1933, la cafetera italiana, conocida en el mundo como cafetera moka, funciona gracias a la química y la física: la cámara inferior contiene agua; cuando se calienta, se llena de vapor; el agua borbotea, la presión creada la desplaza hasta el espacio superior, donde está el café molido, lo empapa y finalmente sale por el hueco superior. Pero hay riesgo de explosión. Estas cafeteras tienen una válvula de seguridad que libera presión cuando la cámara inferior se llena demasiado. La cuestión es que la presión del agua y la de la leche no es la misma porque son dos sustancias diferentes. Y además los conductos de estas cafeteras están diseñados para contener agua. La leche hervida produce nata y otros restos que pueden obstruir la válvula. Si eso sucede, no evacua la presión sobrante… y la cafetera explota.

Advertisement
CategoríasCafé
Etiquetas

DestacadasMoka

La entrada El explosivo truco para hacer café con leche se publicó primero en Sommelier de Café.

Advertisement

Comentarios

0 Comentarios

Continue Reading

Coffee

Comprender el proceso: café procesado láctico

Published

on

Comprender el proceso: café procesado láctico

Continuamos nuestra serie sobre procesamiento analizando el proceso láctico, un método complejo que puede producir resultados sorprendentes.

POR TANYA NANETTI
CORRESPONSAL SÉNIOR EN LÍNEA

Fotos cortesía de Felipe Sardi

Una simple taza de café bien preparado puede tener infinitas variaciones de sabores y aromas, que están estrechamente relacionados con los diferentes aspectos del café en sí. El origen, las variedades, el procesamiento y el estilo de tostado influyen profundamente en la taza final, por lo que vale la pena comprender mejor estas variables, incluidos los procesos del café.

Advertisement

Además de los procesos más tradicionales (natural, lavado y miel), en los últimos años se han comenzado a extender muchos métodos diferentes. Anaeróbico, láctico, de doble y triple fermentación y de choque térmico son solo algunos de los métodos de procesamiento de café más nuevos, y parece que constantemente se están desarrollando y descubriendo métodos de procesamiento adicionales.

Cafetaleros de La Palma y El Tucan abanderan el proceso láctico.

Introducción al proceso láctico

Para promover la fermentación láctica, los productores crean un ambiente ideal para el crecimiento de lactobacillus cultivos, las mismas bacterias utilizadas en la producción de lácteos responsables de la creación de ácidos lácticos. Lo hacen colocando cerezas de café con alto contenido de azúcar en un tanque anaeróbico (sin oxígeno) y dejándolas fermentar. Ellos controlan cuidadosamente el proceso, verificando los niveles de pH, la temperatura y los niveles de oxígeno para encontrar las condiciones perfectas para que los lactobacillus florezcan y dominen la fermentación.

Felipe Sardi, cofundador de la finca cafetalera La Palma y El Tucan, nos ayuda a comprender más sobre el proceso láctico, comenzando con los orígenes de su café procesado láctico.

Advertisement

“Cuando comenzamos a procesar las cerezas de café en el beneficio húmedo, instantáneamente nos enamoramos de la complejidad de todo el proceso y vimos un enorme potencial para innovar y experimentar”, dice Felipe. “Poco a poco empezamos a comprender que a través de la fermentación en realidad estábamos desencadenando un proceso de acidificación y desintegración de los azúcares. A medida que los microorganismos se alimentan de los azúcares para producir etanol, ácidos orgánicos y dióxido de carbono, hay una disminución en los niveles Brix (el indicador del contenido de azúcar) del mucílago del café, que finalmente se elimina.“

El proceso láctico tiene muchos pasos, incluida la fermentación anaeróbica y el lavado para eliminar el mucílago.

Felipe continúa: “Nos dimos cuenta de que al controlar el ambiente de fermentación podíamos tener un impacto significativo en los resultados finales. En los primeros intentos, los niveles de temperatura y humedad a veces aceleraban el proceso, arruinando muchos lotes (y) aumentando la posibilidad de proliferación de hongos, lo que estropeaba la fruta y dejaba como resultado sabores indeseables. Entender y tratar de controlar todas estas variables nos abrió los ojos y nos ayudó a trabajar con el objetivo de obtener diferentes perfiles de sabor, lo que a su vez nos ha abierto las puertas al mundo de los cafés procesados ​​lácticos”.

Cómo funciona

“Esta forma de fermentación se clasifica como ‘anaeróbica’, ya que el oxígeno tiene una interacción mínima con la cereza y no hay agitación”, explica Felipe. “Las cerezas de café se colocan en tanques sellados después de ser seleccionadas a mano al llegar al beneficio húmedo. La eliminación de oxígeno en esta fase favorece una mayor concentración de bacterias lácticas (y por tanto de ácido láctico) tras la fermentación de los hidratos de carbono del mucílago, lo que a su vez contribuye al perfil organoléptico de la taza resultante. Las cerezas de café que se procesarán con el método de fermentación láctica generalmente ingresan a nuestro beneficio húmedo con lecturas de pH y grados Brix altos, ya que estas condiciones ayudarán a que el proceso de fermentación supere el tiempo mínimo de 80 horas necesario para cualquier proceso láctico.“

El proceso láctico utiliza el mucílago de las cerezas para ayudar a proporcionar un entorno ideal para la fermentación.

Los procesos lácticos suelen aumentar la percepción del cuerpo en el perfil de la taza elaborada. Por esta razón, el proceso láctico se utiliza con mayor frecuencia en las cerezas de café de las fincas de gran altitud; estas cerezas suelen contener más mucílago, lo que ayuda a equilibrar el perfil de sabor del café resultante.

Desafíos potenciales

Como todos los demás métodos de procesamiento, el proceso láctico puede ser difícil de ejecutar y tiene algunas posibles desventajas.

Advertisement

“Una de las amenazas (desde el punto de vista del productor) de explorar los procesos lácticos es la dificultad de evitar los fenoles y los cafés sobrefermentados”, dice Felipe. “Debido a los largos tiempos que extendemos la fermentación de la pulpa, así como el control del contenido de humedad que debemos seguir durante el secado, este es un proceso de café muy riesgoso. Los tiempos de fermentación y secado cambian con las diferentes temperaturas, los niveles de humedad en la granja y la (cantidad) de kilogramos en cada lote.“

Los productores deben evaluar regularmente el contenido de humedad, los niveles de azúcar y otras variables para producir el resultado ideal en los granos procesados ​​finales.

Con tantas variables a tener en cuenta, muchas cosas pueden salir mal. Felipe dice que crear una «receta» para el método de procesamiento láctico perfecto es complejo. «Empujar demasiado los límites del procesamiento láctico puede resultar en una amargura abrumadora y tazas desequilibradas, ya que estamos afectando en gran medida la percepción del cuerpo sobre otros atributos como la acidez y la dulzura».

Sin embargo, si todo sale según lo planeado, un café de proceso láctico producirá una taza muy dulce con un cuerpo medio-alto. Tendrá un fuerte perfil de acidez láctica, sabores/regusto de frutas tropicales y un final que puede recordar el sabor de la papaya o el yogur de piña. Cuando los productores logran realizar el proceso láctico, los resultados pueden ser increíblemente gratificantes.

SOBRE EL AUTOR

tania nanetti(ella/ella) es una barista de cafés especiales, una viajera y una soñadora. Cuando no está detrás de la máquina de café (o visitando algún rincón escondido del mundo), está ocupada escribiendo para Coffee Insurrection, un sitio web sobre cafés especiales que está creando junto con su novio.

Advertisement

La publicación Comprender el proceso: café procesado con ácido láctico apareció por primera vez en Barista Magazine Online.

Advertisement

Comentarios

0 Comentarios

Continue Reading

Coffee

Un viaje hacia el cafe

Published

on

Un viaje hacia el cafe

Con el espíritu de un jardín, una cafetería verde en una calle especialmente tranquila de Palermo. es RutaJardín el espresso sale a la temperatura justa: hoy se prepara con un grano colombiano, de variedad Huila, cultivado en la región de Santander y tostado por Fuego (así de preciso es el barista). El lugar es hermoso por su vocación vegetal en medio del cemento (todo el menú es vegetariano y/o vegano) y más allá del café o el menú, se distingue por el clima creado entre cuatro paredes y una vereda. “Nuestro viaje es hacer más rico el tuyo”, dicen como mantra: el nombre responde a la voluntad de crear un jardín aun en un rincón pequeño y también es un paseo al sur de Sudáfrica. Consejo: prueben el babel con queso crema, palta y rúcula. #RondaDeCafeterías

Advertisement
CategoríasCafé
Etiquetas

ronda de cafeterias

La entrada Un viaje hacia el café se publicó primero en Sommelier de Café.


Advertisement

Comentarios

0 Comentarios

Continue Reading

Facebook

¿Búscas empleo?

Videos

Lo más visto

A %d blogueros les gusta esto: